Dicen que eras positivo,
que eras de la linea decadente
andante de laberintos
negros y marginales.

Mezclando
pan y sangre,
corriendo
pájaro nocturno.

Vendiendo,
amor y sangre.

Tú, en una esquina,
tu hermano
en la otra orilla.

Se prostituye
la sociedad,
te prostituyen
en tus semillas.

Un Doctor dice…
Que eras positivo.

La Policía, TBC.

Hasta el Presidente
sacó la voz
para decir…
Gripe infantil.

Lo cierto,
es que eras positivo,
prostituto de doce años,
que lacerado en tus raíces,
hoy… Acabas de morir.

(Por Simón Reyes)