No sé 
si el arrepentido
pueda redimir 
tanto pecado.

Si pueda 
recuperar 
tantas horas
en las que he 
llorado.

Perfumes 
que huelen 
a olvido, 
y tiempo 
pasado.

Redimir 
nombres, 
calles, 
amores, 
y algún beso 
abandonado,

(Por Simón Reyes)