Quiero dormirme junto a tí
y beberme todas las horas.
De tu respirar lento y pausado
como si al agua bajara por mi sed.
 
Quiero respirar tu nombre
hasta morir cansado de sus letras.
Grabadas en cada rincón de mis pupilas
como sinfonía a una melodía sin final.
 
Quiero encontrarte nuevamente
como si este tiempo no hubiera existido.
Y aquellos besos prometidos
volvieran a ser pétalos de tu flor sin deshojar.
 
Quiero ser ese que alimente tus sueños
la mano que atrevida recorra tu huella.
Quiero volver a ese segundo preciso
cuando nos alejamos sin una despedida.
(Por  Simón Reyes)
 
 
 
 
Anuncios