En noches como esta
tan cerradas y calladas,
es cuando quiero verte
y perderme en tu cantar.

La noche está tranquila
está calma como yo,
se agita la brisa
y bailan duendes
por lontananza.

Mientras allá
en el sendero más estrecho
el amor se hizo verbo,
y se escuchó el triste llanto
de la virgen ya perdida.

Muerta en el altar
quedó tu fragancia infantil,
inmarchita!
porque el amor no te tocó.

En noches como esta
tan cerradas y calladas,
es cuando lloro el silencio
de tu inocencia ultrajada.

(Por Simón Reyes)

Anuncios