Chiquilla de ojos gitanos
sonrieme como cada día,
despertando mis instintos
de sonetos compartidos.
 
(Por Simón Reyes)