Dos palabras
tan sencillo,
sólo dos palabras
ya casi desvanecidas.

Y me sumerjo
en la inmensidad
de dos ojos
que taladran
mi existencia.

(Simón Reyes)

Anuncios