Capullo de la noche
mariposa encendida
de colores,
caminas en tu calle
todas las calles
del mundo.

Vendedora de minutos
y efímeros placeres,
esquina de sombras
y acechos adornados
de ritmos fantasmales.

En una noche de vuelo
llevas el pan
a tus polluelos,
que esperan tu vuelta
desde la noche depredadora.

Pintada de risa
no existen los pesares
síndrome del payaso,
liturgia de la mentira.

Habitante de la calle 14
poblada de átomos
nocturnos y aterrados,
que alguien con prisa
se encaga de morder.

Esta noche capullo nocturno
no iré al encuentro de siempre
no pisaré más tu calle mojada,
esta vez tengo otra cita,
mi cita con el destino.
(Por Simón Reyes)

Anuncios