Los fariseos
y falsos profetas
no son quienes mienten.
Sino aquellos
que de la mentira…
Han hecho su verdad.

(Por Simón Reyes)