No desnudar  la corrupción de nuestras instituciones,
es vivir anclados en el subdesarrollo social, ético y moral.

Anuncios