La economía mundial
supera lo planificado
alfombras, lámparas, baratijas,
condones, todo bajo cien,
manteniendo las esperanzas
de los explotados.

La economía consumiendo
todo marcha según la fantasía,
los niños produciendo
dependiendo de la ideología.

¿ La guerra …? 
La guerra, esa ya está ganada,
el enemigo no existe
todos muertos o convertidos
bajo el peso de las bombas,
o el adjetivo traficado.

Para qué escribir entonces 
describiendo el renacer de las flores
contando amaneceres
si el ciego no se entera,
o el sordo no escuchó
la alarma que gritaba. 

Queda muda la palabra
ante tanto progreso
que la economía genera,
ya cansa el escribir
sobre muertes y guerras,
si a nadie le interesa
lo que pasa en las fronteras.

Lo que vale son las rimas
cocofonías y mentores
los que acusan la barbarie
que no alteren el orden, 
porque eso ya molesta.

Que se pierdan en su letanía
cada cual con su ángel,
que esto…
Va de economía.

(Simón Reyes)